Una correcta Due diligence ambiental evita complicaciones en procesos de compra-venta

Tener en cuenta el estado medioambiental de una compañía o un terreno permite valorar correctamente el activo.

En todo proceso de compra-venta de una empresa es fundamental realizar una auditoría del estado de la compañía para evaluar sus activos y conocer los riesgos que se asumen en la operación. A este proceso, al que se conoce como Due diligence, se ha de añadir la vertiente ambiental, que puede hacer variar considerablemente la decisión.

Antes de realizar la adquisición de una empresa o una nave, el comprador ha de tener muy en cuenta el historial ambiental del negocio, especialmente cuando se trata de industrias, en el que se incluyen los requerimientos exigidos, el grado de cumplimiento, las responsabilidades derivadas y los costes asociados.

Las malas praxis en materia ambiental se heredan entre propietarios y pueden acabar suponiendo costes añadidos e incluso responsabilidades legales para el comprador. Además, tanto la puesta en marcha como el reinicio de actividades, así como la explotación o la clausura de instalaciones, conllevan habitualmente el cumplimiento de requerimientos ambientales que pueden suponer un aumento del tiempo y del coste para activar la empresa. Por todo ello, el factor ambiental influye de manera directa en el valor de los activos y en el precio final de la operación, por lo que se convierte en un punto de gran relevancia en la toma de decisiones en este tipo de procesos.

Para realizar una correcta Due diligence ambiental es imprescindible contar con expertos en esta materia. Los profesionales de TEMA tienen gran conocimiento y experiencia en el ámbito de la asesoría y consultoría ambiental y lo ponen al servicio de sus clientes para acompañarlos en sus procesos de compra-venta o inversión. En este acompañamiento realizamos un completo estudio del histórico ambiental de la empresa, así como de su entorno y evolución ya que, dependiendo de la localización y el sector, los aspectos relacionados con el Medio Ambiente y sus derivadas pueden ser diferentes. También detallaremos los requisitos legales aplicables a las instalaciones así como un informe que contemple todos los posibles escenarios de riesgo y los valore económicamente.

Gracias a una Due diligence ambiental rigurosa y profesional se pueden evitar sorpresas futuras que compliquen los planes del comprador o inversor en una empresa o un terreno industrial.

TEMA México recaba información sobre la biodiversidad a través de un detallado estudio

Los biólogos de TEMA han realizado una investigación con la que han conseguido obtener valiosas imágenes de la fauna y su hábitat.

Los biólogos de TEMA México han elaborado un estudio enmarcado en la Línea Base Ambiental. En él han investigado sobre la fauna, la flora, el agua, el aire, los suelos, el paisaje, la geomorfología y la erosión con el objetivo de generar un amplio conocimiento que permita evaluar el impacto de los proyectos y valorar su viabilidad.

En este estudio se han realizado varios muestreos de la fauna utilizando diferentes técnicas según las especies a analizar. Por ejemplo, en el caso de los reptiles y anfibios  se han realizado observaciones y toma de muestras a lo largo de un trayecto previamente definido que permitía revisar detalladamente los microhábitats, empleando métodos de captura que no alteraran su actividad. En el caso de los cuerpos de agua, el estudio se ha llevado a cabo mediante técnicas de pesca tradicionales y entrevistas con los pescadores del área. La avifauna, por su parte, se ha estudiado con métodos visuales y auditivos.

Todos los muestreos se ha realizado teniendo un amplio conocimiento de sus hábitos y con la máxima de no alterarlos en ningún caso sino de respetarlos al máximo.

Una de las técnicas usadas ha sido el fototrampeo, que consiste en tomar imágenes mediante la colocación de cámaras trampa que se activan con el movimiento. Estos artilugios tienen un rango de captura de 48º y son capaces de detectar movimiento a 10 metros de distancia. Además, cuentan con sensores, por lo que se activan al movimiento, y leds infrarrojos, lo que permite tomar imágenes a cualquier hora del día.

Los lugares en los que se capturaron las imágenes se consideraron de interés para la fauna silvestre después de la revisión bibliográfica y se seleccionaron tras una prospección de la zona en cuestión. Fueron, principalmente, pasos naturales, veredas y cuerpos de agua.

Los muestreos de fauna silvestre se plantean con la finalidad de generar conocimientos que ayuden a crear un punto de partida para evaluar la viabilidad de los proyectos, afectando lo menos posibles la calidad o salud de un ecosistema. En el proceso se integra la identificación de especies con alguna categoría de riesgo en la NOM-059-SEMARNAT-2010, especies importantes para la conservación o salud del ecosistema, especies de valor económico o social y las especies indicadoras de impactos o alteraciones.

Con la información recabada se determina el Índice de Diversidad. Este índice se basa en la teoría de la información y es probablemente más utilizado en ecología de comunidades. En un contexto ecológico, como índice de diversidad, el índice de Shannon-Wiener (H’) mide el contenido de información por individuo en muestras obtenidas al azar, provenientes de una comunidad ‘extensa’ de la que se conoce el número total de especies.

Una vez finalizado el estudio, se plantean las medidas correspondientes de mitigación, que pueden ser captura y reubicación de especies, conservación del hábitat, medidas de descontaminación, restauración de corredores o poligonales con vegetación natural, control de fauna nociva, campañas de educación ambiental para pobladores, conservación de zonas de alimentación, madrigueras o zonas de anidación o de crianza, vedas etc.

TEMA elabora este tipo de estudios medioambientales por su compromiso de lograr entornos seguros y procesos respetuosos con el planeta. Para ello, dispone de un equipo altamente cualificado y con gran experiencia.